aumento de glúteos

el Aumento de Glúteos – Cirugía Plástica de Atención Premium, es un procedimiento estético cuyo objetivo es reestructurar y mejorar la zona de los glúteos proporcionando un mejor perfil. Cuando los glúteos están mejor formados, son considerados un símbolo de femineidad y sensualidad.

Existen dos métodos populares para hacer el aumento de glúteos: Injerto de grasas utilizando el tejido graso del paciente y con implantes de glúteos.

Por lo general, el procedimiento es realizado cuando el paciente considera que sus glúteos son demasiado pequeños y desean un mejor aspecto. Otro aspecto que lleva a esta cirugía es la forma plana o de aspecto cuadrado.

En muchas ocasiones, la perdida de peso o el proceso natural de envejecimiento puede llevar a tener glúteos un tanto flojos o planos. Quizás el mejor de los beneficios es el incremento de la autoestima y la confianza

Pero no todo es beneficios, se debe tener en cuenta que existen situaciones que van a en contra de los beneficios:

PROCEDIMIENTO, RECUPERACIÓN Y CUIDADOS POSTOPERATORIOS DEL AUMENTO DE GLUTEOS

Por lo general, las operaciones de glúteos pueden llegar a durar entre dos o tres horas y en algunas ocasiones pueden alargarse un poco más.  Durante el procedimiento los médicos administran los medicamentos. El paciente recibe anestesia general

Por seguridad para el paciente, se deben utilizar medidores que permitan controlar el corazón, presión arterial, pulso y oxígeno en la sangre.

Una vez que se ha realizado la cirugía, será trasladado a un área segura de recuperación en donde continuará el monitoreo. Parte de los cuidados que el cirujano aplica al paciente es una prenda de soporte y compresión para los glúteos.

La recuperación después de la cirugía es un tanto larga y dolorosa. El primer día se le pedirá que permanezca en cama con la prenda de compresión. Deberá mover los pies y las manos periódicamente para mantener una buena circulación.

Los pacientes podrán comenzar a caminar después del segundo día de la operación y deberán recostarse boca abajo. Esto evita que los glúteos tengan demasiada presión.